Guardarrr #17

Vamos despacio porque vamos lejos

¡Hola! La última vez que hablamos dije que las ocasiones especiales son reales. La pausa desde entonces también ha sido una ocasión especial… pero de incertidumbre y ennui. Muchísimas gracias por vuestra paciencia, y retomamos la programación habitual a partir de hoy. 

As always, read the English version of Guardarrr #17: Change is complex and takes time here.

La misión de Guardarrr, tanto del boletín como de la app, es que cada usuaria encuentre una manera más sostenible de usar la ropa y que sea compatible con su vida, de ahí que aquellos cambios sean sostenibles también en el tiempo.

Ya que no hay una sola manera de ser más sostenible, tiene sentido que la combinación de estrategias sea única. También tiene sentido necesitar tiempo para llegar a dar con aquella combinación óptima. Y la compatibilidad con la vida cotidiana es muy importante aquí. Deberían ser cambios permanentes, para toda la vida a partir de ahora. No es una dieta que se te olvida en el momento cuando anuncien las rebajas, sino un profundo cambio de paradigma en cuanto a tu relación con la ropa.  

Por eso hoy enumero algunas de las opciones que pueden ser interesantes para repensar aquella relación, sin importar en qué fase de este camino te encuentres. Y ya verás que la gran mayoría - y las más complicadas - son acciones mentales, cómo pensamos en la ropa y qué función psicológica su adquisición cumple en nuestras vidas:

Uso y cuidados:

Usando más lo que ya tienes

Reduciendo el tamaño del armario

Teniendo más cuidado al colgar, doblar y guardar la ropa

Lavando menos, en agua más fría y con detergentes ecológicos

Secando al aire libre

Aprendiendo a reparar la ropa

Descarte:

Intercambiando

Ofreciendo las prendas a amigas y familiares

Depositando dentro de los contenedores correspondientes

Adquisición:

Apoyando y creando ocasiones para intercambiar ropa

Comprando de segunda mano

Comprando marcas mejores cuando no se consigue de segunda mano

Aprendiendo a coser y transformar prendas

Deseos, apego y compulsiones:

Aceptando que vivimos entre montañas de ropa que no podemos ni apreciar ni desgastar ni reciclar toda

Aceptando que tú no eres tu ropa

Aceptando que la ropa no dura infinitamente

Liberándose de la culpa de costes hundidos

Cultivando el contentamiento con lo que ya tienes

Consumiendo menos fuentes de deseos

Consumiendo más fuentes de escepticismo hacia el consumismo

Dejando de ir de compras para pasar rato

Dejando de ir de compras para no sentir la tristeza

Dejando de ir de compras como actividad social

Aceptando que la gran mayoría de ropa que ha sido creada no es para ti, ya sea por su estética, tamaño, material, corte, etc.

Curiosamente, por lo menos en mi experiencia, el camino no es lineal y más bien inverso a la lógica filosófica que primero viene el pensamiento y luego la acción. Para mi el famoso “cambio del chip” mental ha venido después de haber establecido nuevas prácticas aplicadas y haber entendido sus límites (porque, repito, ninguna estrategia es perfecta ni suficiente). Y lento, oh, si es lento…

Yo llevo desde 2014 trabajando el tema y aún así ocasionalmente me pillo pensando algo absurdo: algún remordimiento después de haber descartado un prenda que no me ponía nunca, algún miedo al comprar por si resulta no ser mío, algún “pero, si lo descarto, quién va a apreciar a esta prenda tal como la quiero yo”. Parece que ni después de todos estos años me estoy creyendo la increíble abundancia textil en la cual vivimos.

Por eso he puesto mis sugerencias en este orden, ya que así van de menor esfuerzo e inversión (de tiempo y dinero) a más. Empieza por usar más y cuidar mejor, sigue con descartar bien y adquirir con más cuidado… y ya me contarás lo que pasa con los deseos, apegos y compulsiones.

Una nota sobre el vocabulario: Soy realista, y (a) hablo de comportamiento “más sostenible” ya que no considero posible una sostenibilidad real dentro de una sociedad tardocapitalista y postindustrial, y (b) hablo de marcas que producen “mejor” ya que la producción y distribución de cosas nuevas a estas alturas no puede ser sostenible; además, el listón para producir “mejor” es tan increíblemente bajo que difícilmente vale la pena llamarlo moda sostenible incluso dentro del paradigma actual. 

Un poquito de historia de cine, de mujeres cineastas y un recordatorio que la ropa antigua no era tan restrictiva para el movimiento como a veces queremos creer: aquí se puede ver un fragmento de Le piano irrésistible (1907) de Alice Guy

¿Por qué no quitarte la ropa es la mejor protección solar? Comparativa de cremas solares sin plástico.

Un informado repaso por la historia de lo antitaurino en España: ‘Pan y Toros’, ocho siglos de pensamiento antitaurino español.

So How Do We Talk About Our Bodies Now? "Because we normalize body shaming and because we learn to use it as a tool for connection without recognizing all the ways it’s actually creating dissonance, it can be a particularly disorienting habit to break." + God, I was hoping that GenZ was doing better than we did growing up: Selfies, Surgeries And Self-Loathing: Inside The Facetune Epidemic. Sin embargo, Exposing Victorian Influencers Who 'Facetuned' Their Photos.

Climate-wise, we are still fucked, though: Absolute Zero. As a side note, Monbiot's Heat (2006), which I read in the summer of 2008, was a turning point in my life and major influence for my climate pessimism.

“Our bodies, quite literally, were never meant to work this way”: How the Personal Computer Broke the Human Body.

And for the dessert, this autobiographic love comic (totally safe for work, although comes from my favorite sex toy reviewers and the settings of your work network might block it): The Ridiculous.

¡Y hasta aquí por ahora! Esperando que hayas disfrutado leyendo el boletín de esta semana y me encantaría saber qué te ha parecido, ya sea sobre las estrategias por implementar o cualquier otra cosa que Guardarrr te haya sugerido… ya sea aquí en los comentarios, en Facebook o Instagram, o por e-mail luize.ratniece [a] gmail .com

Guardarrr es un boletín semanal bilingüe dedicado a la sostenibilidad y conciencia textil, escrito por Luīze Ratniece, socióloga y activista textil afincada en Barcelona. Guardarrr es tanto una herramienta de reflexión como un canal de crowdfunding para la app que Luīze está desarrollando. Si lees el boletín y te resulta interesante, considera, por favor, pasarte a la versión de pago para financiar este proyecto con la cantidad que equivale un café + bollo al mes. ¡Cada subscripción llena mi corazón con agradecimiento y ayuda a seguir, muchísimas gracias por estar aquí conmigo!