Guardarrr #15

Haz un mood board sensorial

Read the English version of Guardarrr #15: Make a sensory mood board here.

Lo más común en los ejercicios de imaginación y planificación de armarios, por lo menos todos que yo haya visto y creado, es empezar con la estética y luego intentar poner un puente hacia la realidad física de prendas y cuerpos.

Hoy, siguiendo con mis reflexiones de la semana pasada, sugiero el ejercicio contrario: apunta las sensaciones que vas buscando, lo que le sienta bien a tu cuerpo y luego ver cómo maridarlo con tus estéticas preferidas.

Ya que en el hemisferio norte estamos en verano, estas son mis observaciones para mi cuerpo sudoroso, sensible al sol y con pies especialitos ahora:

Unas sandalias cómodas para que no me suden los pies y para que los deditos sientan la brisa.

Unas zapatillas bien acolchadas con calcetines “invisibles”.

Telas de mano natural, nada de sintética o telas de “alto rendimiento”. Esto también es aplicable a la ropa interior.  

Mucha tela fina que se mueve con la brisa y el movimiento, i.e. faldas y vestidos maxi.  

Mejor mangas que tirantes. Lo dicho sobre los materiales.

Nada de apretones, alambres, ganchos. Prefiero los sujetadores deportivos de algodón o no llevar uno.

Bragas-shorts para prevenir el roce de las piernas.

Telas y colores en las cuales no se ve tanto el sudor.

Sombrero de sol para todas las ocasiones, el pelo debajo no importa.

Gafas de sol, lo que implica llevar un bolso para poder cambiar las gafas en el interior.

Collares cortos me aprietan el cuello, collares largos OK. Pulseras y reloj OK. Pendientes NO con la mascarilla. Diademas NO con las gafas de sol ya que hacen demasiada presión.

¿Ves? No es tan romántico como un mood board de fotos preciosas pero puede ser muy útil. 

Por supuesto que las imágenes en un mood board también nos sugieren sensaciones pero no es su enfoque principal. Si hacer una lista como la de arriba te resulta excesivamente prosaico y tienes recogidas imágenes de inspiración estética (en Pinterest, Instagram, un scrapbook), ponte las gafas críticas y haz una selección que de verdad tendría sentido en tu día a día actual.

Y el trabajo de llevarlo a la realidad es casi el mismo que con las inspiraciones puramente estéticas: una vez reconocidas las preferencias, hay que buscar en tu armario las combinaciones que cumplen con ellas. Y puede que en este proceso entiendas las razones por las cuales hay cosas preciosas que no te pones nunca. 

Estas son algunas de mis cambinaciones favoritas resultado de este ejercicio:

Creo firmemente que las decisiones tomadas por el bien de los cuerpos son las mejores y que vale la pena sacrificar algo de mis ambiciones estéticas para no estar sufriendo. Porque sé muy bien que en el momento cuando me ahoga un collar, aprieta una diadema, pica un sujetador y duelen los muslos rozados, da igual que vaya muy mona, tendré la cara de miseria total. 

Para aquellas que ya eligen la ropa por su comodidad y no entienden por qué dedico tanto espacio a estos temas, ¡un saludo! En la diversidad reside nuestra fuerza.

Por si te resulta interesante pero a la vez intimidante la idea de probar a bordar, éste es un buen video de puntadas básicas (y, no, no hace falta tener un bastidor para hacerlo; sólo un cacho tela, una aguja y algo de hilo): Top Modern Hand Embroidery Stitches.

Porque los principios no tienen vacaciones: Vacaciones sin plástico (en la montaña).

La mala gestión de los residuos de envases genera costes: “Las decisiones de los consumidores y los usuarios son muy importantes a la hora de reducir el impacto y favorecer la gestión de las basuras que generamos en nuestro día a día, pero quienes diseñan los productos o eligen cómo los comercializan tienen una capacidad mucho mayor a la hora de prevenir los daños que causan esos residuos.” + La [nueva] ley de residuos en el Congreso de los Diputados.

Aunque los visuales parecen un poco anticuados (el libro de la investigación se publicó en 2012, así que el trabajo de campo es anterior) pero eso no quita la revelación que puede ofrecer un análisis académico formal de la vida cotidiana: A Cluttered Life: Middle-Class Abundance.

Este sí es un negocio sostenible y el resto son tonterías: This Japanese Shop Is 1,020 Years Old. It Knows a Bit About Surviving Crises.

+ Fijo que deberías pensar más en la ciberseguridad. Tal cual. Aquí tienes la serie documental El enemigo anónimo de Carlos Otto para que te entre un poco de miedito. Y una buena película para acompañarla podría ser Assassination Nation (2018, Sam Levinson)

¡Y hasta aquí por ahora! Esperando que hayas disfrutado leyendo el boletín de esta semana y me encantaría saber qué te ha parecido, los mood boards o cualquier otra cosa que Guardarrr te haya sugerido… ya sea aquí en los comentarios, en Facebook o Instagram, o por e-mail luize.ratniece [a] gmail .com

Guardarrr es un boletín semanal bilingüe dedicado a la sostenibilidad y conciencia textil, escrito por Luīze Ratniece, socióloga y activista textil afincada en Barcelona. Guardarrr es tanto una herramienta de reflexión como un canal de crowdfunding para la app que Luīze está desarrollando. Si lees el boletín y te resulta interesante, considera, por favor, pasarte a la versión de pago para financiar este proyecto con la cantidad que equivale un café + bollo al mes. ¡Cada subscripción llena mi corazón con agradecimiento y ayuda a seguir, muchísimas gracias por estar aquí conmigo!