Guardarrr #21

Fíjate en lo atípico

Read the English version of Guardarrr #21: Pay attention to the atypical here.

Llevo un par de días vistiéndome mal.

Y no mal según las reglas de la elegancia o las tendencias de la temporada. Aquel mal no suele preocuparme. Pero llevo un par de días - o cuatro - vistiéndome de manera que no refleja quien soy. Estoy poniéndome combinaciones que no me convencen, como si me vistiera con los ojos cerrados… y el resultado me sienta como un disfraz.

No es una sorpresa ni un misterio. He estado muy ocupada, estoy en una casa que no es mía, tengo acceso a muy poca ropa. Objetivamente hay demasiadas otras cosas ocupando mi mente como para que me preocupara por la ropa.

Justo de eso quería hablar hoy: que observemos los momentos atípicos cuando nuestras prioridades normales dejan de tener importancia. Si soy una obsesionada de comida saludable y planificada, ¿bajo qué condiciones empiezo a pasar de ello y me alimento a base de Snickers? Si tener un hogar ordenado y limpio es mi zen, ¿cuándo ya no importa y dejo que se convierte en un nido de serpientes? Si sabes que tu mente necesita meditación y tu cuerpo - estiramientos, ¿qué emergencia es suficiente para que se te olvidan estas necesidades?

Obviamente, hay ocasiones cuando este cambio de prioridades es esperado. Si estás de exámenes, mudanza, boda o luto, con un embarazo o cuidando humano(s) pequeño(s), cambio es lo normal. 

Por eso para mi son más curiosos los momentos cuando no hay una gran razón para que de repente notes que estás dejando de hacer algo por pura falta de ancho de banda. Ya me contarás cómo es para ti, pero yo no necesito una crisis grave para que ocurra esto, con estar pensando muchas cosas a la vez ya es suficiente. 

Cuando me noto tan saturada con la vida que la ropa pierde toda su importancia, pienso en Sherlock Holmes:

“Yo creo que, originariamente, el cerebro de una persona es como un pequeño ático vacío en el que hay que meter el mobiliario que uno prefiera. [...] Es un error creer que la pequeña habitación tiene paredes elásticas y que puede ensancharse indefinidamente.” (Conan Doyle. 1887. A Study in Scarlet.) 

No estar contenta con lo que me estoy poniendo yo lo tomo como un indicador de la saturación total de mi pequeño ático. E intento parar, hacer una pequeña limpieza mental para asegurarme que aquellas preocupaciones se merecen todo aquel espacio. No suele ser fácil si ya he entrado en modo crisis donde y voy convencida que no hay tiempo para ninguna pausa. Pero también sé muy bien que ignorar estas señales es aún más peligroso.  

Si a lo mejor tengo demasiado apego al plasmar mi identidad a través de la ropa ya lo hablaremos alguna otra vez….

Los buenos modales al lado del mar: no coger nada, incluidas las conchas, no dejar basura, incluidas las colillas, y saber lo suficiente sobre el ecosistema que te rodea, por ejemplo, qué es la famosa posidonia.

Gijón, capital del antitaurinismo español.

Is Renting Clothes Really Better for the Environment? + The original study + And, of course: Renting fashion can be green, argue clothes renters.

Can Luxury Brands Ever Really Be Inclusive? Consumers Are Not Convinced: “Younger consumers see the concepts of luxury and sustainability as contradictory, which is understandable, as some brands’ apparent attempts to tackle social challenges have come after they received widespread criticism for their own apparent failings, as opposed to in a more proactive capacity.”

What I want to do in this newsletter as well at some point: Patina section by De Bonne Facture.

¡Y hasta aquí por ahora! Espero que hayas disfrutado leyendo el boletín de esta semana y me encantaría saber qué te ha parecido, ya sea sobre los momentos atípicos de preferencias o cualquier otra cosa que Guardarrr te haya sugerido… ya sea aquí en los comentarios, en Facebook o Instagram, o por e-mail luize.ratniece [a] gmail .com

Guardarrr es un boletín semanal bilingüe dedicado a la sostenibilidad y conciencia textil, escrito por Luīze Ratniece, socióloga y activista textil afincada en Barcelona. Guardarrr es tanto una herramienta de reflexión como un canal de crowdfunding para la app que Luīze está desarrollando. Si lees el boletín y te resulta interesante, considera, por favor, pasarte a la versión de pago para financiar este proyecto con la cantidad que equivale un café + bollo al mes. ¡Cada subscripción llena mi corazón con agradecimiento y ayuda a seguir, muchísimas gracias por estar aquí conmigo!